Editorial

LA SUSTENTABILIDAD: CLAVE PARA LA PROTECCIÓN DE LA BIODIVERSIDAD

Sen. Aarón Irízar López
El pasado 22 de mayo se celebró el Día Internacional de la Diversidad Biológica, el cual tiene como objetivo crear una mayor conciencia entre las personas sobre la importancia de la conservación de las especies y ecosistemas de nuestro planeta, para el bienestar de las generaciones presentes y futuras.
Es también una ocasión para recordar que nuestro mundo es realmente vasto y rico en recursos biológicos. De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU), hasta la fecha se han identificado unos 1.75 millones de especies, aunque los científicos estiman que en realidad hay cerca de 13 millones.
La diversidad biológica es uno de los pilares fundamentales de la humanidad, nuestra subsistencia y desarrollo depende en gran medida de ella y del equilibrio ecológico. Nuestra alimentación, salud, energía y forma de vida está fuertemente vinculada con la diversidad biológica del planeta. La supervivencia de una especie animal o vegetal, puede ser un factor determinante para la existencia de otras especies.
Desafortunadamente, la biodiversidad está pasando por una grave crisis, cada vez hay más especies amenazadas, lo cual, en gran medida, se debe a la actividad humana. La contaminación, la destrucción de hábitats, el tráfico de especies, la sobreexplotación de los recursos y la falta de ética de algunas industrias son las principales causas de esta crisis.
Según datos de la ONU, la variedad y abundancia de especies se redujo en 40% tan sólo de 1970 al año 2000, además la demanda de recursos en todo el mundo excede la capacidad biológica de la Tierra en un 20%.
El turismo es una de las actividades que durante años han contribuido en la desaparición de los ecosistemas y de la diversidad biológica. Afortunadamente, en la actualidad hay una mayor conciencia sobre este problema, lo que ha llevado a la industria turística a la adopción de mejores prácticas, más éticas y sustentables.
En esta ocasión, el Día Internacional de la Diversidad Biológica coincidió con el Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo, por lo que turismo y biodiversidad fueron los temas centrales en las celebraciones.
México destaca como un promotor e impulsor de prácticas sustentables para la conservación y la protección de la biodiversidad y los ecosistemas. Como anfitrión de la 13a Conferencia de las Partes sobre Biodiversidad (COP13), celebrada en diciembre del año pasado en Cancún, impulsó la integración de criterios sustentables y de protección en la toma de decisiones de los sectores productivos, entre ellos el turismo.
Nuestro país tiene un importante potencial turístico, es el noveno destino a nivel mundial y el primero en América Latina, la actividad turística contribuye con cerca del 9% del PIB. Asimismo es considerado como uno de los cinco países con mayor riqueza biológica, ya que resguarda aproximadamente el 12% de las especies de flora y fauna registradas en el planeta.
Por esta razón, el Gobierno de México ha promovido el turismo sustentable, con el propósito de conciliar la preservación de nuestra biodiversidad con la generación de beneficios sociales y económicos para las poblaciones locales y el sector turístico.
La Secretaria Ejecutiva del Convenio sobre Diversidad Biológica de la ONU, Cristina Palmer, reconoció las acciones que el Gobierno mexicano ha realizado en el cuidado y la conservación de la biodiversidad nacional, siendo a su vez un ejemplo para la comunidad internacional.
Continuemos promoviendo el turismo sustentable, de ello depende nuestra riqueza en biodiversidad biológica y nuestro futuro como sociedad.

(*) Senador de la República por el Estado de Sinaloa.
Twitter: @AaronIrizar
Facebook.com/aaron.irizarlopez

Construyamos ciudades sustentables

Senador Aarón Irízar

El 25 de marzo tuvo lugar en diferentes ciudades del mundo el evento denominado la “Hora del Planeta”, un gesto simbólico organizado por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés), que busca crear conciencia en el mundo para la defensa del medio ambiente y la lucha contra el cambio climático.
Las ciudades que participaron apagaron las luces de algunos de sus edificios más representativos por una hora, invitando también a sus ciudadanos a sumarse a tan noble obra.
Edificios como la Torre Eiffel en París, la Torre de Tokio en Japón, el Empire State en Nueva York, el Kremlin de Moscú, el Palacio de la Moneda en Chile y el Palacio de Cibeles de Madrid, fueron sólo algunos de los participantes. En México, el Ángel de la Independencia, el Monumento a la Revolución y Palacio Nacional fueron algunos de los edificios que se unieron a la iniciativa.
El impulso a este tipo de eventos es importante porque cada vez se hacen más presentes las repercusiones del cambio climático en el planeta, razón por la cual debemos lograr que el mensaje llegue a más personas para que se unan a las acciones emprendidas para el cuidado al medio ambiente.
Basta mencionar que de acuerdo con la Organización Mundial de Meteorología (OMM), el 2016 fue declarado como el año más caluroso de la historia, es el tercer año consecutivo en el que se rompe el récord en aumento de temperaturas, además, los gráficos sobre el calentamiento global señalan que el planeta se ha calentado más rápidamente desde la entrada del nuevo siglo. La década de 2000 a 2010, ha sido considerada como la más cálida, tanto en la tierra como en el mar.
Para México este tema no es de menor importancia, ya que es uno de los países más vulnerables por el cambio climático.
Debido a su posición bioceánica, los mexicanos se encuentran altamente expuestos a fenómenos climatológicos como los huracanes y las inundaciones. Otras formas en las que se han manifestado las consecuencias del cambio climático son las fuertes sequías que afectan gravemente a comunidades agricultoras, el derretimiento de nuestros hielos perpetuos, así como el desgaste de los ecosistemas y la desaparición de la biodiversidad.
En la solución de este problema las ciudades tienen una importancia fundamental. De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU), las urbes sólo ocupan el 3% de la superficie total del planeta, sin embargo, son las responsables de entre el 60% y 80% del consumo de energía, y del 75% de las emisiones de gases de efecto invernadero. Más de la mitad de la población del mundo vive en las ciudades y se calcula que en 2030 será el 60%.
En este sentido, las acciones que se emprendan desde las ciudades serán fundamentales en el combate al cambio climático. Es imperativo que la población urbana comience a cambiar sus patrones de consumo y un mayor impulso para transitar hacia economías más limpias, sustentables y resilientes.
Apagar las luces de algunos edificios durante una hora es insuficiente para hacer frente a este gran problema, por ello WWF lanzó en esta ocasión el “Desafío de las Ciudades de la Hora del Planeta”, una iniciativa en la que todos pueden participar proponiendo planes y acciones que disminuyan las emisiones de gases de efecto invernadero y combatan el cambio climático.
Para participar sólo es necesario ingresar y registrarse en www.carbonn.org/partnerships/one-planet-city-challenge-wwf Sumémonos a este movimiento y contribuyamos a construir ciudades más sustentables.
Senador de la República por el Estado de Sinaloa
Twitter: @AaronIrizar
https://www.facebook.com/aaron.irizarlopez

Día mundial de la vida silvestre: una oportunidad para generar conciencia

Aarón Irízar López

 

El próximo 3 de marzo se celebra el Día Mundial de la Vida Silvestre, proclamado en 2013 en la Asamblea General de las Naciones Unidas. La fecha se eligió para conmemorar la aprobación de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (CITES), una de las herramientas más importantes para la conservación de la biodiversidad.
La celebración de este día nos brinda la oportunidad de valorar la flora y fauna salvajes y para hacer conciencia social, particularmente entre los más jóvenes, sobre los principales problemas que atentan contra la diversidad, como la contaminación, la deforestación, el cambio climático, la caza furtiva y el tráfico de especies.
Considerado un país megadiverso, México alberga cerca del 10% de las especies registradas en el mundo, de las cuales una gran parte son endémicas. Se encuentran registradas más de 108 mil especies en el país, aunque podrían ser millones las que habitan nuestro territorio y aguas nacionales.
La riqueza biológica de nuestro país tiene un valor fundamental, no sólo por su belleza y majestuosidad, sino también por su importancia para los sectores productivos y el desarrollo nacional.
Durante años los ecosistemas en nuestro país se han visto amenazados por un “progreso económico” mal entendido, que privilegiaba el incremento en la producción sobre el cuidado al medio ambiente y el hábitat. Debemos cambiar este camino y transitar hacia economías sustentables que integren el cuidado a la biodiversidad dentro de los sectores productivos como parte fundamental para su buen funcionamiento.

Por la importancia de la biodiversidad en nuestro país, el Gobierno mexicano ha participado activamente en diversos foros multilaterales en materia de medio ambiente, conservación biológica y cambio climático, convirtiéndose en un referente internacional en la materia.
En diciembre de 2016, la ciudad de Cancún, Quintana Roo, fue el escenario para la realización de 13a Conferencia de las Naciones Unidas sobre Biodiversidad (COP13), uno de los foros multilaterales más importantes para el cuidado y el futuro de los ecosistemas y especies del mundo.
La COP13 representó un parteaguas en la materia, ya que se logró trascender de un enfoque meramente ambiental, hacia otro que incorpora a los sectores productivos que más dependen de la biodiversidad como parte de la solución del problema, desde una perspectiva de interdependencia y sustentabilidad.
El Día Mundial de la Vida Silvestre constituye una oportunidad más para promover la importancia del cuidado de la biodiversidad en nuestro país y en el mundo. México debe continuar con su participación activa a nivel nacional e internacional.
La pérdida del hábitat y biodiversidad son problemas mundiales que exigen la cooperación de todos los países del mundo, no obstante, las pequeñas acciones desde el ámbito local pueden ser el comienzo de grandes cambios a nivel global.
En este sentido, las comunidades locales juegan un papel fundamental para frenar el comercio ilegal de especies y para transitar hacia economías más sustentables, por ello es tan importante generar acciones que garanticen la protección y conservación de nuestros ecosistemas y biodiversidad.

(*)Senador de la República por el Estado de Sinaloa
Twitter: @AaronIrizar
https://www.facebook.com/aaron.irizarlopez