Editorial

2016: Un año relevante para el medio ambiente

Aarón Irízar López

Culmina un año muy productivo en el que México ha participado activamente en diversos foros internacionales, particularmente en aquellos en los que el tema central es el cuidado al medio ambiente y el combate al cambio climático.
Siguiendo el objetivo de ser un actor con responsabilidad global, la diplomacia mexicana ha recobrado su presencia en el escenario internacional, convirtiéndose en un referente obligado en tópicos que forman parte imprescindible de la agenda mundial. Esta nueva actividad diplomática le ha valido a México el reconocimiento de diversos países y organismos internacionales, así como ser el anfitrión de eventos multilaterales de gran relevancia.
En abril, México firmó el Acuerdo de París ante la Asamblea General de las Naciones Unidas y en el marco del Día Mundial de la Tierra, este instrumento internacional es el más importante en su tipo desde el Protocolo de Kioto y busca hacer frente al cambio climático reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero. La ratificación fue depositada en septiembre ante la Asamblea General.
México fue uno de los primeros países en ratificar este acuerdo y uno de los que se han propuesto metas más ambiciosas con la reducción del 22% de sus emisiones de gases de efecto invernadero y el 51% del carbono negro para el año 2030. Además, el acuerdo incluyó en su escrito final una propuesta hecha por nuestro país para crear sistemas de alerta temprana ante desastres naturales.
En mayo, invitados especiales en la Segunda Sesión de la Asamblea de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, en la cual presentó su visión respecto a la 13a Conferencia de las Partes sobre Biodiversidad (COP13), en el marco del Día Internacional sobre la Diversidad Biológica.
La delegación mexicana expuso sus argumentos a favor de la incorporación de criterios de conservación y el uso sustentable de la biodiversidad en los procesos productivos. Su participación en este evento fue fundamental para obtener el apoyo de otros países para crear compromisos amplios y sólidos en la COP13, evento del cual México fue anfitrión en el mes presente.
El mes de octubre, en el marco de 17a Conferencia de las Partes de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Flora y Fauna Silvestres (CITES), nuestro país promovió el comercio internacional responsable y sostenido, logró que se incluyeran nuevas especies amenazadas a los listados de la Conferencia y obtuvo el apoyo de 182 países para salvar a la vaquita marina.
Durante la 22a Conferencia de las Partes sobre cambio climático (COP22), realizada el mes de noviembre, nuestro país tuvo la ocasión de presentar su estrategia para la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y cumplir con los objetivos del Acuerdo de París.
Finalmente durante la COP13, realizada en Cancún, México refrendó su compromiso para cumplir con el Convenio sobre Diversidad Biológica (CDB) y las Metas de Aichi sobre biodiversidad. En este contexto, nuestro país presentó la designación de cuatro nuevas Áreas Naturales Protegidas (ANPs) y cinco zonas de salvaguardia, con lo cual se llega a un total de 181 ANPs, equivalentes al 10.77% del territorio nacional y el 22.64% del mar territorial.
Con ello, nuestro país cumple con la meta 11 de Aichi, superando con más del doble el 10% establecido para proteger las áreas marinas territoriales.
México es un país megadiverso, alberga cerca del 10% de las especies registradas en el mundo, de las cuales una gran parte son endémicas; también somos el segundo lugar mundial por tipo de ecosistemas, por ello, la actividad de mexicana durante este año en los foros multilaterales a favor de la biodiversidad y de la lucha contra el cambio climático han sido fundamentales.

Senador de la República por el Estado de Sinaloa.
Twitter: @AaronIrizar
https://www.facebook.com/aaron.irizarlopez