Sinaloa News

MUCHORUÍDO Y POCAS NUECES

#MUCHORUÍDOYPOCASNUECES. El presidente, Enrique Peña Nieto, entregó hace unos días, en Mazatlán, el Premio Nacional de Exportación a 12 empresarios mexicanos, entre ellos a tres sinaloenses, lo cual causó  mucha expectativa porque uno de los premiados fue la compañía SuKarne, propiedad de Jesús Vizcarra Calderón, el cual perdió en el 2010 la gubernatura de Sinaloa por el PRI. Desde luego muchos pensábamos que este evento marcaría el regreso político de Vizcarra, sin embargo, quedó muy lejana a la posibilidad, ya que el propio excandidato, dijo que el premio solo se trataba de un tema empresarial y no político. 


Al decir verdad Jesús Vizcarra, es un empresario exitoso, eso nadie lo duda, pero para la política no tiene mucha vocación que digamos y no guarda en su ser cualquier emoción contrario a Mario López Valdez, yo creo que por eso ganó la gubernatura, es la pequeña gran diferencia. Por ejemplo el gobernador, en todo momento fue respetuoso del acto empresario-político donde no paró de aplaudir al recién galardonado y cuando este fue llamado por Enrique Peña Nieto, se dieron un fuerte abrazo, para después darle un saludo de manos al primer mandatario estatal, por cierto, muy frío el saludo de Vizcarra Calderón. 


Claro, no debe ser fácil toparte con un MALOVA, ya un máster en la política, el cual fue el vencedor del proceso electoral hace 4 años,  además, el gobernador estuvo bromeando en todo momento con el presidente de la República y este no paraba de reír y abrazarlo hasta un “chócala” mi gobernador, se alcanzó a mirar. 
Queda muy claro que el también exalcalde de Culiacán, no es un político y está difícil que cambie su actitud ya que no hay escuela para eso,  su comportamiento reflejó  su coraje  e impotencia que traía guardado en su pecho por perder la careada política contra el candidato que no era de la línea, pero bueno, esa película está muy vista. 


Pero qué fue lo que rebasó dicha expectativa, que nunca de los nunca Peña Nieto, se refirió a Jesús Vizcarra de forma directa, siempre, el Ejecutivo nacional habló de los logros de la nación. “México es una nación abierta al mundo, capaz de competir y triunfar en los mercados internacionales más exigentes. Contamos, como aquí ya se dijo, con 10 tratados de libre comercio en vigor, que nos dan acceso preferencial a más de mil 100 millones de consumidores potenciales en 45 naciones”. 


Además, señaló que en materia de infraestructura los trenes de carga son también fundamentales para las empresas exportadora y prueba de ello es que el año pasado el sistema ferroviario transportó 50.3 millones de toneladas de mercancía para el comercio internacional con un valor cercano a los 83 mil millones de dólares, por ello el gobierno de la República desarrolla 24 proyectos ferroviarios y multimodales que permitirán incrementar la velocidad del sistema ferroviario y disminuir los costos logísticos. 


Otro dato importante que dio a conocer fue “Permítanme de manera breve, hacer enunciación de algunos de estos proyectos. En el norte la conclusión del puente y libramiento ferroviario en Tamaulipas, que facilita el transporte de mercancías hacia Estados Unidos, en la región sur de México la modernización de las vías Chiapas y Mayab en los estados de Campeche, Chiapas, Oaxaca, Tabasco, Veracruz y Yucatán para fortalecer la conectividad de México con Centroamérica, así como la región su sureste con la cadena de suministro del resto del país y para mejorar la conectividad entre el océano pacífico y el golfo de México, se construyen proyectos de libramientos y acortamientos ferroviarios, como el de Aguascalientes-Guadalajara, que potenciará los flujos de mercancías entre el puerto de Manzanillo y Altamira”. 


El presidente de México manifestó que precisamente para aprovechar la ventaja de tener costas en los océanos, el Programa Nacional de infraestructura incluye proyectos que prácticamente duplicarán la capacidad de nuestros puertos, de manejar 280 millones de toneladas al año, se ampliará su operación a 500 millones de toneladas. 


Y por último, hasta le echó más flores al propio gobernador diciendo que Sinaloa se modernizará ampliando el puerto de Mazatlán con una inversión pública de más de mil 300 millones de pesos, que junto con la carretera Mazatlán-Durango consolidarán el Corredor Económico del Norte de México e igualmente en el Golfo de México ya inició la construcción del nuevo puerto de Veracruz, la obra portuaria más importante de México en las últimas décadas, con una inversión público-privada de más de 27 mil 500 millones de pesos. 


 Claro, Malova  aprovechó y se echó su buen speech, “En primer lugar, quiero expresar mi profunda satisfacción por la oportunidad de recibir una vez más en Sinaloa a nuestro presidente, el licenciado, Enrique Peña Nieto. Sea usted bienvenido a este bello puerto, señor presidente. Su presencia es motivo de orgullo, de esperanza y confianza para nosotros los sinaloenses”. 


López Valdez dijo que las exportaciones el año pasado alcanzaron un valor de mil 800 millones de dólares, que es una cifra histórica para el estado, lo que permitirá  tener un superávit mayor a 400 millones de dólares. Sabemos que es necesario modificar la estructura de nuestro aparato productivo, ya que los principales productos de exportación de nuestra entidad proceden del sector primario. 


“Aquí estamos haciendo equipo con nuestro presidente para mejorar y diversificar la estructura productiva de Sinaloa, para incrementar nuestra aportación al Producto Interno Bruto del país y para conquistar y ampliar nuestra presencia en los mercados globales. En esta perspectiva estamos avanzando, tenemos más de 30 empresas sinaloenses afiliadas al COMCE y hoy tenemos el orgullo de encontrar con cuatro convocadas a ser premiadas este día” concluyó el mandatario estatal”

 

8 DE SEPTIEMBRE DEL 2014