Sinalo Dossier

Barajas, Burgos y Sandra Lara ¿Para eso querían ser diputados?

POR: Carlos Velázquez Martínez

Pues ya quedaron integradas las comisiones legislativas de la LXI Legislatura de Sinaloa, desde la semana anterior y desde ya deberán de ponerse a trabajar y a desquitar los 120 mil pesos mensuales que gana como mínimo cada diputado.


Son 27 comisiones legislativas las que funcionan en el Congreso del Estado, de las cuales 15 presidirá, controlará o manejara a su antojo el PRI, a través de su coordinador y presidente de la Junta de Coordinación Política, el decano Jesús Enrique Hernández Chávez.


Ustedes se preguntarán curiosos lectores, ¿cuál es la obligación laboral de un diputado en el Congreso del Estado?


Lo que casi todos saben es que un diputado es el representante del pueblo, elegido a través del voto, es decir el que los representa a ustedes amigos radioescuchas, es la voz de ustedes en el Congreso del Estado.


Los 40 legisladores de que se conforma la Legislatura sesionan, dos periodos ordinarios al año. El primero dura 4 meses, del 1° de diciembre al 1° de abril del siguiente año. El segundo periodo
ordinario es del 1° de junio al 1° de agosto. Es decir, que en dos periodos ordinarios en reuniones martes y jueves, analizan, estudian y aprueban reformas de ley en un total de 6 meses.


Ahora bien, en cuanto a las 27 comisiones integradas por diputados de los diversos partidos representados en la Cámara, se conforman en común acuerdo con los coordinadores parlamentarios. En este caso, los que tienen más de dos diputados, como el PRI, PAN, PRD, Panal, PAS.


La Ley Orgánica del Congreso del Estado señala en su Fracción IV del Artículo 19, que son obligaciones de los diputados…”cumplir con las disposiciones que le señalen el Pleno (los 40 diputados) y la Presidencia del Congreso”.


En la fracción VI del mismo Artículo 19, se menciona que los diputados deberán formar parte de las Comisiones Permanentes o Especiales y ocupar los cargos para los que fuere designado.


Y el Artículo 65 señala que las Comisiones son órganos colegiados que se integran por diputados, cuyas funciones son analizar y discutir las iniciativas de ley, los proyectos de decreto y demás asuntos que les sean turnados por la Mesa Directiva para elaborar, en su caso, los dictámenes correspondientes”.


Eso es lo que dice la Ley Orgánica del Congreso, amigos radioescuchas, pero resulta que los diputados Jesús Burgos Pinto, Ramón Barajas López (de Guasave) y Sandra Judith Lara Díaz, (de Culiacán), rechazaron presidir las Comisiones de Justicia, de Protección Civil y de Participación Ciudadana, respectivamente.


Argumentaron que no es su perfil para presidir esas comisiones y la diputada Lara alegó que ya había presidido la Comisión de Participación Ciudadana, hace 9 años cuando fue integrante de la LVIII Legislatura en 2004-2007.


Y uno se pregunta, si ya habían sido diputados y no reúnen el perfil para presidir una comisión legislativa, entonces para que hicieron tanto berrinche en el proceso electoral de su partido, para que los incluyeran como candidatos, si no van a responder a los ciudadanos.


Y Si Sandra Yudit no quería repetir actividad legislativa, pues hubiera sido congruente y hubiera renunciado también a la diputación, al fin y al cabo en esta ocasión nadie votó por ella, pues es plurinominal, de las llamadas diputadas de propina.


Lo que pasa es que estos diputados lo único que desean es seguir manifestando su rencor político y ser simuladores del servicio público.


Tómenlo en cuenta amigos ciudadanos, para cuando se vengan otras elecciones.