Zona Mixta

Mundial de cantidad, más no de calidad

Por: Alberto Camacho Sarabia

 

La FIFA acaba de tomar una de las peores decisiones que ha tenido la organización en su existencia, se acordó que para el año 2026, los mundiales serán de 48 equipos en lugar de 32, teniendo que reducir los grupos a 3 integrantes cada uno, y jugando también una fase de dieciseisavos de final, todo esto para que los tiempos alcancen y se pueda disputar el torneo en el mes de duración habitual.

De manera que, los cupos para la Copa del Mundo se repartirán de la siguiente forma: Europa tendrá 16 plazas (Una Eurocopa prácticamente), África tendrá 9.5 lugares, Asia 8.5, CONCACAF y CONMEBOL 6.5 cada una y Oceanía un cupo.

Parece ser que el Mundial de 2026 será más incluyente y se verán varios equipos debutantes en el máximo torneo de selecciones en el planeta, dándole vistosidad y sobre todo, vitrina a jugadores de países que no tienen cabida en este campeonato, eso sin dejar de lado la participación de aquellos “cracks” que son garbanzos de libra en sus naciones y que ellos solos no pueden cargar

con el peso de su país bajo el formato de competencia actual que maneja la FIFA.

Sin embargo, este experimento se vio en Europa con la extensión a 24 equipos en su torneo continental, si bien hubo sorpresas interesantes, la realidad es que muchísimos conjuntos demostraron carecer de nivel para participar en un torneo de tanta exigencia, y qué decir del espectáculo ofrecido, muchos partidos fueron infumables.

Lo mismo estaría sucediendo en este Súper Mundial de casi 50 equipos, hoy en día hay varios partidos que se les hace mucho el feo por el cartel de los protagonistas, un ejemplo, en Brasil 2014 hubo juegos terribles como el Honduras contra Ecuador o Nigeria contra Irán.

En el próximo Mundial de 2026 será muy factible ver partidos como Guatemala contra Nueva Zelanda o El Salvador contra Gabón, encuentros que no despiertan interés alguno.

Qué decir de grupos que puedan quedar “robados”, se incrementan las posibilidades de que puedan quedar encuadrados en el mismo sector Alemania, Bolivia y República del Congo por ejemplo, ¿Qué exigencia

representará para los teutones enfrentar a rivales de un nivel muy inferior?

Asimismo, al ser 48 equipos los que estarán participando en el torneo, será muchísimo más reducido el número de países candidatos para albergar este campeonato, son demasiados conjuntos que deben buscar acomodo y alojamiento, por ende, son muy contados los países que cuentan con una infraestructura suficiente para soportar este tipo de eventos.

Consideramos que la FIFA se fue por el lado económico e “incluyente” que por el nivel deportivo, está bien que veamos países nuevos en el Mundial, pero el nivel y atractivo del torneo vendrán a la baja.

Una buena decisión sería que el torneo regresara al formato de 24 equipos solamente, ese sí sería un campeonato de primerísimo nivel.

Pendientes.

=0=

Siguiendo con el tema de las malas decisiones, los Tomateros de Culiacán están instalados en las semifinales de la Liga Mexicana del Pacífico, eso sí, en

calidad de “mejor perdedor” y todo gracias al imperfecto y patético formato de competencia del mejor campeonato de béisbol en México.

Con la derrota de Mayos de Navojoa ante Águilas de Mexicali en un sexto partido, y ante la necesidad de extender la serie a siete juegos en el caso de Tomateros y Naranjeros, estos dos últimos automáticamente clasificaron a las semifinales, teniendo que jugar un séptimo partido sin jugarse nada, un patético espectáculo donde ninguno de los dos equipos jugó a tope fue lo que regaló la directiva guinda a los aficionados que abarrotaron el estadio, como sabían que no había nada en riesgo, se relajaron, ¡Y esto en playoffs!

Tomateros de nueva cuenta cometió un error inexplicable en el draft de refuerzos para la semifinal, si bien fueron terceros en escoger jugador y ante la elección de la mejor carta de picheo disponible, Héctor Velásquez, quien fue tomado por Mexicali, los guindas tenían la posibilidad de elegir a un excelente lanzador como lo es Javier Arturo López, pero no, se fueron por un desconocido Zack Dodson, atentando contra la lógica de la afición, quienes esperaban la llegada del culichi, quien ante Mochis en la temporada, en dos aperturas, en ambas salió sin decisión, pero a cambio

cosechó un microscópico 1.64 de porcentaje de carreras limpias admitidas, es decir, apenas toleró una carrera y media aproximadamente por partido, mientras que Dodson, en el mismo número de salidas, tuvo un elevado 3.27 de porcentaje de carreras limpias admitidas.

Estos Tomateros parece que están empeñados en no ganar el campeonato, Javier Arturo López era la mejor carta a tomar producto de que no tienen lanzadores abridores confiables, salvo Héctor Daniel Rodríguez, el resto del staff es un volado y no se ven dominantes, y enfrentarse a Cañeros de Los Mochis, un equipo sumamente compacto, parece una misión demasiado complicada, mucho más por las pésimas decisiones de la directiva.

Ya veremos qué sucede.

=0=

Con esto nos despedimos, nos leemos este viernes con el previo de las rondas divisionales de la NFL, se vienen cosas muy buenas.

Hasta la próxima.