Otros Deportes

MÉXICO SE LLEVA ORO EN RAQUETBOL EN LOS PANAMERICANOS

La delegación mexicana de raquetbol cerró con doblete dorado su participación en los Juegos Panamericanos, al conquistar este domingo los títulos por equipos de ambas ramas, últimos que repartió esta disciplina en los Juegos Panamericanos, en los dos casos imponiéndose a Estados Unidos.

Por cuarta ocasión, las notas del Himno Nacional se escucharon en el Centro de Exposiciones con el verde, blanco y rojo del Lábaro Patrio iluminando lo alto del podio de esta disciplina y de paso refrendando los campeonatos de esta modalidad conseguidos cuatro años atrás.

Con cuatro oros, una plata y dos bronces conseguidos a lo largo de ocho días de actividad, las raquetas mexicanas ratificaron su potencial en el continente con Paola Longoria como referente alcanzado su sexto metal en justas del continente.

Por las damas abrió Samantha Salas ante Michelle Key, a quien la seleccionada tricolor derrotó en dos sets con parciales de 15-3 y 15-9; más tarde, Longoria se encargó de sellar la serie y otorgar en ese momento la vigesimoprimera presea áurea para México en Toronto y 93 general.

“Fue un gran esfuerzo, cerramos excelente, cumplí mi compromiso que era ganarle, es un gran logro ganarle en dos puntos a Estados unidos porque son potencia al igual que nosotros y pues esta medalla nos sabe a gloria”, manifestó Samantha Salas.

Por su parte, Longoria López, quien venció 15-6 y 15-12 a Rhonda Rajsich destacó que se haya cumplido con el objetivo personal y en conjunto que se tenía de este deporte, así como la contribución de un importante número de preseas a la suma general.
De la misma forma, en la cancha principal Daniel de la Rosa se llevó la victoria sobre Jake Bredenbeck por doble 15-12; después de 46 minutos de juego, cedió la estafeta a Álvaro Beltrán, quien tras la lesión de espalda que sufrió en la víspera se presentaba disminuido físicamente y con cierta desventaja.

Pero los dos motivos que movían al tijuanense, el primero revalidar el título de Guadalajara y porque a medalla estaba dedicada a su madre, le hicieron jugar este encuentro ante el Rocky Carson, quien en la disputa por el oro de manera individual había derrotado al mexicano.

“Es un inmensa felicidad, ayer apenas podía caminar y hoy colgarme la medalla con mis amigos y hermanos es algo inigualable, nos vamos muy contentos y satisfechos, pero más que eso, más unidos que nunca.